Bou & Associats | Hacienda prepara un plan de inspección a las PYMES por el Impuesto de Sociedades
Hacienda prepara un plan de inspección a las PYMES por el Impuesto de Sociedades

Hacienda prepara un plan de inspección a las PYMES por el Impuesto de Sociedades

Hacienda prepara una campaña de visitas e inspecciones a pequeñas y medianas empresas, tal y como hizo en ejercicios anteriores. Las actuaciones han comenzado con la remisión de una carta en la que se les avisa de que los datos del Impuesto sobre Sociedades que sobre ellas dispone la Agencia Tributaria difieren de la media del sector en que actúan. Como en ejercicios anteriores, Hacienda se centra en las personas jurídicas, dejando fuera a los trabajadores autónomos.

Posteriormente se iniciará una campaña de peinados (visitas a las sedes de las empresas) destinadas al control in situ en sectores y ámbitos considerados de riesgo fiscal, donde se maneja dinero en metálico.

Finalmente, entrará en acción la Inspección de Hacienda para reabrir los expedientes necesarios y revisar las cuentas de las empresas en las que sospeche que se han cometido irregularidades.

Falta de personal
Con estas actuaciones, la Agencia Tributaria trata de concienciar a los sectores donde considera que hay más fraude, al tiempo que compensa la falta de personal del que adolece desde hace años.

La diferencia con años anteriores es que las ratios con las que se comparan las de la entidad se han extraído de las declaraciones del Impuesto sobre Sociedades presentadas por los contribuyentes del sector.

Se aportan datos comparativos entre los obligados tributarios y sus competidores del sector, referidos a asuntos como márgenes neto y bruto, coste de aprovisionamiento, cobros con tarjeta y porcentajes de cobro con tarjeta y efectivo.

La Agencia Tributaria dio en el 2017 un fuerte impulso a sus actuaciones presenciales (peinados)
Para Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf), estamos ante unas cartas difíciles de interpretar, que afectan a temas del Impuesto sobre Sociedades.

La Agencia Tributaria dio en 2017 un fuerte impulso a sus actuaciones presenciales en las empresas (peinados) con un total de 32.215 visitas, un 31% más que el año anterior.

El motivo de un crecimiento tan intenso en estas actuaciones destinadas a la detección de economía sumergida es el desarrollo del Plan de Visitas IVA 2017, bajo el cual se completaron 14.698 visitas, el 45% de todas las actuaciones presenciales del año.

El Plan de Visitas IVA supuso en 2017, últimas cifras publicadas, el inicio de 19.336 expedientes. Además, la AEAT apreció un efecto inducido en las autoliquidaciones de IVA posteriores al inicio de las visitas, los contribuyentes afectados pasaron a declarar más de 256 millones desde el segundo trimestre hasta el final del ejercicio.

Mientras se desarrollaban las inspecciones abiertas a los contribuyentes seleccionados por la Inspección, a partir de las actuaciones presenciales, se percibió ya un primer efecto inducido de la campaña en los contribuyentes afectados por las visitas, que elevaron en más de un 10% el importe de sus liquidaciones de IVA presentadas tras el inicio de la campaña sobre el mismo período del año anterior.

Junto a estas visitas, destaca otra línea de acción dentro del campo de las actuaciones presenciales, centrada en complementar las grandes actuaciones coordinadas centralizadas con entradas y registros que se vienen desarrollando para el descubrimiento de actividad económica oculta y la detección de software de ocultación de ventas.

El pasado año se desarrolaron 782 visitas de estas características, que permiten extender el efecto de las macroactuaciones nacionales sobre sectores concretos de actividad.

Estas grandes operaciones, un total de 14 desde el año 2013, han llevado a un fuerte incremento en las cantidades ingresadas estos años en IVA y Sociedades por parte de los más de 600 afectados, empresas, fundamentalmente, y también socios, administradores y personas de su entorno.

El efecto paralelo de afloramiento de actividad se aprecia en el IVA, con un crecimiento del volumen de operaciones declarado de 535 millones de euros, y en Sociedades, donde los ingresos de explotación declarados crecieron en torno a 400 millones de euros.

Macrooperaciones
El papel que juegan las Unidades de Auditoría Informática (UAI) tanto en estas macrooperaciones, como en muchas otras por todo el territorio nacional, se aprecia en el resultado de las inspecciones posteriores.

Solo en 2017, se realizaron 4.004 actas de inspección, un 35% más que un año antes, a contribuyentes que en los últimos ejercicios han sido objeto de intervenciones con UAI, por un importe de 373 millones de euros, un 36% más que lo regularizado el año previo.

En los últimos cinco años, estas intervenciones con volcados informáticos que facilitan el descubrimiento de rentas ocultas permiten mejorar la obtención de pruebas y reducen la duración de las comprobaciones, han derivado en la regularización de 1.288 millones de euros a través de más de 15.200 actas de inspección.